El Volkswagen Golf celebra su 50 cumpleaños


El 29 de marzo, hace exactamente 50 años, Volkswagen inició la producción en serie del Golf en Wolfsburg. Nadie sabía aquel día de marzo que este coche compacto, el sucesor del legendario Beetle, se convertiría en el Volkswagen más exitoso y el coche europeo más vendido de todos los tiempos.

Reflejó el espíritu de la época, dio nombre a su propia clase de vehículos y ha acompañado a generaciones de personas en todo el mundo. Hasta la fecha, del primer Golf producido en serie en 1974 se han vendido más de 37 millones de unidades. En términos puramente matemáticos, esto significa que más de 2.000 personas en todo el mundo han optado por comprar un Golf nuevo cada día durante los últimos 50 años.

Hoy Volkswagen celebra el cumpleaños del Golf y también el comienzo del futuro de este éxito de ventas mundial gracias a una completa actualización técnica y visual.

Volkswagen: del redondo Escarabajo al angular Golf. Los primeros modelos nuevos de Golf se pudieron ver en las salas de exposición de los concesionarios en julio de 1974.

Mientras que el Escarabajo y, por tanto, los motores traseros habían dominado la escena durante muchas décadas, ahora finalmente comienza una nueva era: la del motor transversal delantero. Volkswagen ya había iniciado esta transición poco antes con el Scirocco y el Passat. Con el Golf, la categoría de mayor volumen también utilizó esta nueva tecnología.

Volkswagen se reinventa. Como sucesor del legendario Beetle, que se fabricó más de 21,5 millones de veces, el Golf desarrollado por Giorgio Giugiaro y Volkswagen Design tuvo que estar a la altura de las altas expectativas para continuar la historia de éxito del automóvil más exitoso de todos los tiempos hasta el momento. ese punto.

Y lo hizo en todos los sentidos: los clientes quedaron tan impresionados por el moderno concepto de propulsión, el interior variable y el nuevo diseño que en octubre de 1976 el Golf ya había alcanzado la marca del millón.

El principio del golf. En 1974, Volkswagen escribió lo siguiente sobre el nuevo vehículo con su gran portón trasero: “El Golf ofrece el máximo espacio y seguridad. Está totalmente orientado a la practicidad. La línea de cintura baja ofrece al conductor una visión clara y el capó inclinado garantiza que la carretera justo delante del vehículo sea visible.

La ventanilla trasera se extiende hacia abajo, lo que facilita mucho la marcha atrás”. Y todo esto sigue siendo válido hasta el día de hoy para todos los Golf jamás construidos.

El Golf y la fábrica. Desde el principio, la planta de Volkswagen en Wolfsburg y sus empleados también se beneficiaron del exitoso lanzamiento del Golf I.

Hasta la fecha, sólo en Wolfsburgo se han construido más de 20 millones de Golf. Los 17 millones de Golf construidos hasta ahora fuera de Wolfsburg se han producido en otras plantas alemanas, así como en Bélgica, Brasil, China, Malasia, México, Eslovaquia y Sudáfrica. También en este sentido el Golf es un coche mundial. Sin embargo, sus tecnologías siempre han sido ejemplos típicos de la ingeniería alemana progresista.

Golf I – Un reflejo del progreso. Al igual que todas las generaciones posteriores del Golf, la primera generación también fue un reflejo de los últimos avances técnicos y de las tendencias automotrices actuales.

Y esto no se aplica sólo al ingenioso uso del espacio para la época y a la tracción delantera del vehículo. Con el primer Golf GTI (1976), Volkswagen inició el desarrollo dinámico de la clase compacta. El Golf D (1976) y el posterior Golf GTD (1982) aseguraron la irrupción del diésel en el segmento de los compactos.

En 1979, Volkswagen lanzó el Golf Cabriolet, que durante un tiempo fue el descapotable más vendido del mundo.

Esto fue como un soplo de aire fresco para esta clase de vehículos, que ya hacía tiempo que se conocía como la clase Golf. Hasta 1983 se vendieron en todos los continentes un total de 6,9 ​​millones de unidades de la primera generación del Golf, incluidas todas sus variantes, lo que demostró que el Golf I era un digno sucesor del Escarabajo.

Golf II – El hito. El actual diseñador jefe de Volkswagen, Andreas Mindt, resume el momento más importante en la historia del Golf: “Fue el cambio del Golf I al Golf II. El entonces diseñador jefe de Volkswagen, Herbert Schäfer, hizo todo allí mismo.

Modernizó el segundo Golf pero mantuvo el ADN de la primera generación. Este puente es sumamente importante para la historia del Golf. El Golf siempre ha sido una evolución de este modelo original. Eso es lo especial del Golf y el mérito es de Herbert Schäfer”.

Tecnologías como el catalizador controlado, el ABS y la tracción total hicieron su debut en el Golf II. Entre 1983 y 1991 se fabricaron un total de 6,3 millones de coches Golf II.

Golf III – La seguridad es lo primero. A partir de agosto de 1991, Volkswagen inició una nueva era de seguridad con el Golf III. Este fue el primer modelo de la línea de productos disponible con airbags frontales a partir de 1992, y los grandes avances en el área del diseño de la carrocería también condujeron a mejoras significativas en sus propiedades en caso de colisión.

Otros hitos de la gama están asociados al Golf III, que hasta 1997 se fabricó 4,8 millones de veces: por ejemplo, el primer motor de seis cilindros (VR6), el sistema de control de crucero y los primeros airbags laterales. Por primera vez, este Golf también estuvo disponible como modelo familiar.

Golf IV: el icono de estilo El Golf IV presentado en 1997 se considera hoy un icono de estilo, sin duda también porque, con sus claras características y su llamativo diseño del pilar C, superó al Golf I de 1974. de la línea de productos. Con el Golf IV, Volkswagen alcanza un nuevo estándar de calidad dentro del segmento. Paralelamente, el nacimiento del ESP contribuyó aún más a poner la seguridad al alcance de las masas.

En 2002, Volkswagen también presentó el Golf más deportivo hasta la fecha sobre la base de la cuarta generación: el R32 con una velocidad máxima de 250 km/h. En 2003, este fue el primer Volkswagen en incorporar una caja de cambios directa (DSG). El Golf IV fue sustituido ese mismo año después de fabricar 4,9 millones de unidades.

Golf V: se abolieron los límites de clase. Con su extraordinario confort, el quinto Golf, lanzado al mercado en 2003, estaba muy por delante de muchos competidores de la clase media-alta. Lo mismo ocurrió con la calidad.

Un valor que subraya la estabilidad de la carrocería soldada con láser es el aumento del 35 por ciento en la rigidez torsional. Por primera vez se montaron a bordo hasta ocho airbags de protección. Además, el Golf V, que hasta 2008 se fabricó 3,4 millones de veces, impresionó con una nueva suspensión trasera de cuatro brazos, faros bixenón y el primer cambio DSG de 7 velocidades.

Golf VI: clase compacta de alta tecnología. A finales de julio de 2012 se habían producido otros 3,6 millones de Golf en sólo cuatro años sobre la base de la sexta generación presentada en 2008.

Y la seguridad volvió a dar un gran paso adelante: la carrocería, nuevamente soldada con láser, era tan estable que obtuvo con gran éxito el máximo de cinco estrellas en la prueba de choque Euro NCAP. Nuevas tecnologías como Light Assist (control avanzado de luces de carretera), Park Assist, Hill Start Assist y el control adaptativo del chasis (DCC) convirtieron al «Coche Mundial del Año 2009» en uno de los coches compactos más avanzados de su época.

Golf VII – Menos peso, menos consumo. En septiembre de 2012, Volkswagen celebró el estreno mundial del séptimo Golf.

Su peso se redujo en hasta 100 kg en comparación con su predecesor, lo que significó que el consumo de combustible también se redujo hasta un 23 por ciento.

Nuevas tecnologías como el sistema de frenado automático post-colisión, el control de crucero adaptado y el asistente delantero, incluido el sistema de frenado de emergencia en ciudad, completan la gama de sistemas de asistencia. En 2014, Volkswagen marcó su rumbo hacia la era de la movilidad eléctrica con el nuevo e-Golf. Hasta 2019 se produjeron un total de 6,3 millones de coches Golf VII.

Golf VIII – La era moderna progresista. Volkswagen presentó el Golf VIII en octubre de 2019. Con sus nuevos propulsores híbridos suaves y enchufables, electrificó la clase compacta.

Y como uno de los primeros coches compactos, permitía la conducción asistida mediante Travel Assist. Incluso la versión básica cuenta hoy con características como Lane Assist, Front Assist, faros LED, grupos ópticos traseros LED y aire acondicionado automático de serie.

En combinación con el control adaptativo del chasis DCC opcional y el administrador de dinámica del vehículo, el Golf VIII logra también una diferencia entre confort y dinámica sin precedentes en esta clase. Hasta el momento se han vendido más de un millón de unidades.

Ahora –en 2024– llega la nueva etapa evolutiva de la octava generación. El nuevo Golf impresiona con un sistema de infoentretenimiento de última generación, un concepto de manejo más intuitivo, un diseño delantero y trasero más nítido, así como sistemas de propulsión eficientes.

Entre ellos se incluyen propulsores híbridos enchufables con una autonomía totalmente eléctrica aumentada de significativamente más de 100 kilómetros. Además, por primera vez en un Golf, el frontal está decorado con el logotipo de Volkswagen1 iluminado.

Además, el nuevo Golf con control por voz y el chatbot ChatGPT basado en IA vuelve a poner las innovaciones técnicas a disposición de las masas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here