¿ Usted tiene in auto nuevo de Hyundai ? Pues necesitará un teléfono nuevo


Hyundai anunció en febrero que sus servicios conectados Bluelink+ serán estándar en todos los autos nuevos en el futuro, pero podría haber un problema con la aplicación MyHyundai con Bluelink relacionada.

El fabricante de Corea del Sur envió recientemente un correo a sus clientes, explicando que algunas de las últimas funciones y actualizaciones de seguridad de la aplicación Bluelink requieren Android 12 y superior.

Los usuarios con OS 11 y 10 seguirán teniendo acceso a la aplicación, pero con limitaciones de funciones.

El correo explica cómo se puede actualizar el sistema operativo del teléfono, pero un lector del sitio Car Buzz envió un correo señalando una falla. Es dueño de un Kona Electric del 2022 y usa la aplicación Bluelink para bloqueo remoto, entrada sin llave y monitoreo de carga.

Su teléfono tiene menos de tres años pero no es compatible con Android 12.

Según el lector, la única solución es comprar un teléfono nuevo, que es precisamente la respuesta de Hyundai.

Sabemos que Hyundai envió información sobre la aplicación MyHyundai con Bluelink cuando anunció la nueva función Bluelink+.

La aplicación se divide esencialmente en dos:

Los modelos MY17 a MY23 usarán la aplicación Bluelink Legacy, mientras que el nuevo Ioniq 6 y los próximos modelos MY24 tendrán acceso a lo que se conoce como Bluelink+.

Las funciones de Legacy se dividen en tres grupos: Atención conectada, Orientación y Remoto.

Según lo que envió Hyundai, la aplicación Legacy aún debería permitir el acceso a varias funciones, incluidas las mencionadas anteriormente.

Según Statcounter, que comparte información sobre las actualizaciones del sistema operativo a nivel mundial, OS 12 es la versión que usa la mayoría de la gente, con una participación del 22,22 %.

OS 11 no se queda atrás con un 21,71% de las personas que todavía lo usan, seguido por OS 13 con un 17,65%.

La última versión (13) estuvo disponible en agosto de 2022.

Las estadísticas también muestran que el 17,17% de las personas todavía usan OS 10, que casi coincide con OS 13.

La interrupción del servicio 3G dejó a varios autos de alta gama sin acceso a funciones conectadas e incluso afectó la carga de vehículos eléctricos en los EE. UU. En el lado positivo, 5G abrió la puerta a varias características nuevas para automóviles.

Se podría argumentar que es simplemente un efecto secundario de ser uno de los primeros en adoptar y que el precio de un teléfono nuevo es insignificante en comparación con el costo del Kona EV, que tenía un precio base de $33,550 dólares.

El nuevo S23 de Samsung cuesta $800 dólares en los Estados Unidos, más o menos una sexta parte del ingreso mensual promedio de un ciudadano estadounidense. Y a medida que se desbloquean más funciones para los vehículos, no hay garantía de que el S23 sea lo suficientemente bueno dentro de dos años.

“Francamente, estoy dispuesto a abandonar la marca Hyundai por esto”, declaró el lector de Car buzz.

“A medida que los automóviles avanzan hacia una integración de software más avanzada y las funciones clave, como el arranque remoto y el control de carga, dependen de las aplicaciones del teléfono, debo poder confiar en que esas funciones estarán disponibles durante la vida útil del vehículo”.

 

Fuente: Car Buzz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here