Con el Delage D12, los franceses quieren romper un récord que posee Lamborghini


El Delage D12, un nuevo hiperauto híbrido de una revivida marca histórica, hizo su debut mundial en el Festival de la Velocidad de Goodwood.

El biplaza de salvaje estilo, combina un motor eléctrico y un motor V12 de 7.6 litros de aspiración natural, que escupió llamas mientras subía la colina.

Con una carrocería baja, alargada e inspirada en un avión de combate, ofrece una “experiencia de conducción de Fórmula 1 para la carretera”, dijo a la prensa un portavoz de Delage.

El V12 produce 976 caballos de fuerza a 8200rpm y 614 libras de torque a 6200rpm, mientras que el motor eléctrico genera 109 hp en el D12 GT de carretera o 20 hp en el D12 Club enfocado en la pista.

Esto produce salidas combinadas respectivas de 1085 caballos de fuerza y 794 libras de torque o 996 caballos de fuerza y 652 libras de torque

La potencia se envía a las ruedas traseras solo mediante una caja de cambios automática de ocho velocidades, con la marcha atrás manejada por el motor eléctrico.

El D12 GT más potente pesa 1390 kg en seco, mientras que el D12 Club pesa 1300 kg, lo que le otorga una relación potencia-peso de hasta 781 CV por tonelada.

Delage afirma que esto le permitirá a este último dar una vuelta en Nürburgring 5,0 segundos más rápido, a 6 minutos y 40 segundos.

Un intento de batir el récord de vuelta de un automóvil de producción legal en carretera en el famoso circuito alemán está programado para el 2023. Actualmente, lo tiene el Lamborghini Aventador SVJ 2018, con 6 minutos y 44,97 segundos.

Delage asegura un tiempo de 0 a 100 km/h en 2,6 segundos para el D12 GT y 2,9 segundos para el D12 Club, y finalmente alcanza los 300 km/h (186 mph) en 20,2 segundos o 19,8 segundos. Se dice que la velocidad máxima es de 244 mph.

El automóvil se basa en un monocasco central de fibra de carbono, con una estructura frontal de choque de fibra de carbono y un marco trasero de aluminio. El pasajero se sienta detrás del conductor en configuración tándem.

Emplea una configuración de suspensión contractiva única, como la que McLaren y Ferrari utilizaron con gran éxito en la Fórmula 1 de la década de 1990, este sistema fue inventado por el jefe de suspensión y chasis de Delage, Mauro Bianchi.

Bianchi trabaja junto al director técnico Benoit Bagur, que tiene una gran experiencia en ingeniería de coches de rally, y el piloto de pruebas jefe Jacques Villeneuve, campeón de F1 en 1997.

El jefe de la empresa es Laurent Tapie, un emprendedor en serie apasionado por los automóviles, mientras que el presidente de honor es Patrick Delage.

Es el bisnieto de Louis Delage, quien fundó su compañía en 1905, luego registró el éxito en los grandes premios en la década de 1920 y vendió autos de lujo pioneros. Nunca se recuperó de la pausa de la Segunda Guerra Mundial y finalmente finalizó la producción en 1954.

Delage tiene su sede en un parque tecnológico junto al circuito de F1 en Magny-Cours, en el centro de Francia, donde trabaja con socios como Ace, Aisan, Danielson, Exagon y Oreca.

Tapie ha dicho previamente a los medios franceses que Delage también tiene planes para su histórica fábrica Courbevoie cerca de París.

El D12 registrado en carretera presente en Goodwood fue el primer prototipo completo. Delage planea fabricar 30 coches, con un precio de 2 millones de euros.

 

Fuente: AUtocar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here